Uncategorized

Mi primera experiencia con Botox y Juvéderm

By  |  0 Comments

This post is also available in: Inglés

Importante: Recibí este procedimiento gratis en la oficina del Dr. Sterry, sin ninguna promesa de una reseña. Escribo esta entrada para compartir mi experiencia porque 1. no quiero engañar a nadie, y 2. se que deben haber muchas mujeres interesadas en este procedimiento que no se atreven por miedo a los resultados. Espero ayudarlas!

Primero lo primero

Se que much@s de ustedes no han terminado de leer la primera oración y ya están volteando los ojos, y los entiendo. Pero por favor, abran su mente y sigan leyendo. Comienzo con decir que no tengo autoestima baja. Me amo demasiado. No podría tener este blog y ver mis fotos varias horas por día si no me amar.

Me hago major

Al momento de escribir esta entrada me encuentro a dos meses de mi cumpleaños número 28. Verdaderamente he disfrutado mucho de toda la sabiduría y la paciencia que he adquirido al pasar los años. Sin embargo, no puedo decir que me guste el proceso físico de hacerme mayor. Como blogger de moda y modelo ocasional, no solo tengo que ver fotos mías todos los días, si no que tengo que ver fotos mías en alta definición. En alta definición he descubierto manchas y defectos en mi piel que ni sabía que tenía, porque son invisibles a simple vista. La cámara no perdona! No traten de hacer zoom en estas fotos porque las he optimizado para la web- son pequeñas para que las páginas de bajen rápido.

BotoxHago muchas morisquetas al hablar

Soy una persona muy alegre, y me encanta sonreír, pero mi algarabía me ha dejado dos líneas alrededor de la boca que, aunque no creo que las personas las encuentren ofensivas, yo las odio. Odio todo sobre ellas. Odio la manera en la que el maquillaje se queda atrapado ahí, haciéndolas más prominentes. Odio que son lo primero que veo cuando me miro al espejo. Odio todo el dinero que he gastado en cremas y otros tratamientos que no me han servido. En fin, odio mis líneas de expresión.

Así que llevo ya algunos años considerando ponerme Botox. Finalmente tuve mi oportunidad una noche gracias al Doctor Thomas Sterry, cuya oficina se encuentra en el Upper East Side de Manhattan. Ahí, durante una velada íntima con otras mujeres, el Dr. Sterry nos explicó los beneficios del Botox, y nos ayudó a desenmascarar unos mitos. Luego el doctor nos ofreció probar el procedimiento. Las otras mujeres no estaban muy seguras, pero yo estaba ahí por una razón, y hubiera estado muy desilusionada de haber regresado a mi casa sin que me puyaran la cara aunque sea un poquito.

SterryMD

Bajamos al consultorio acompañados de una de las enfermeras. El Dr. Sterry me dijo que me inyectaría un poco de Botox en la frente para levantar mis cejas un poco, ya que tengo los ojos pequeños. No soy muy fanática de las inyecciones, así que cerré los ojos y dejé que el Dr. Sterry hiciera su trabajo.

“Uno, dos tres…” contó, aunque hubiera preferido que no lo hiciera. Respiré profundo y me preparé para lo peor. Sentí un pinchazo, y dos segundos después el Dr. Sterry me preguntó: “Qué tal estuvo eso?”

Me atreví a abrir un ojo. “Todavía está ahí adentro?” Pregunté, con miedo de que la jeringa estuviera todavía clavada en mi frente.

“No!” Me dijo.

“Eso es todo?” Pregunté, abriendo los dos ojos. “No estuvo tan malo!”

Luego llegó la hora del Juvéderm en el pliegue nasolabial. Yo pensaba que el Botox eliminaba este tipo de arrugas, pero no. Hay que llenar este tipo de líneas de expresión, que es lo que hace el Juvéderm.

El Dr. Sterry me inyectó cuatro veces en mi lado derecho y cinco en el izquierdo, que era mi arruga más terca. Me pidió que sonriera entre inyecciones para ver que tan lejos llegaban mis líneas. La última inyección del lado izquierdo me dolió un poquito más que el lado derecho. Pero para ser bella hay que ver estrellas! Existe una anestesia local que se puede usar para el procedimiento, pero la verdad no me hizo falta.

Todavía estaba sentada cuando el doctor me dijo que no podría ver los resultados del Botox por 5-7 días, pero que el Juvéderm había hecho efecto, si quería verme en el espejo. Salté de la camilla y corrí a verme en el espejo. Sorpresa!

BotoxJuvedermUn poco roja luego de las inyecciones, pero en dos días estaba como nueva

Mi cara estaba bien redonda! Pero no redonda como gorda, si no redonda como llena de juventud. Estaba súper feliz! Todo el procedimiento duró menos de media hora y fue algo que pude haber hecho durante mi hora de almuerzo.

Le di las gracias al Dr. Sterry por su trabajo y me quedé un momento hablando con su empleados. Me fui a mi casa en lo que estaba terminando de nevar; el aire frío se sentía rico en mi cara. El doctor me dijo que era normal sentir un poco de sensibilidad al rededor de mi boca, pero yo me sentía bien. Llegué a mi casa, me miré en el espejo y pensé…qué acabo de hacer?

Muy tarde para cambiar de opinión

Mi cabeza se llenó de preguntas. No me veía mal antes, entonces para que me puse esta cosa en la cara que no necesitaba? Será que mis labios siempre se habían visto así? Son más pequeños? Me veo muy full al rededor de la boca, parezco un chimpancés. Dios…por qué hice esto? Será que acabo de abrir la caja de Pandora? Primero me inyecto Botox, después me hago los labios, después liposucción, luego los senos…cuando se terminará esto? Por qué lo hice? Ya no me puedo echar para atrás.

Al día siguiente me levanté, tomé una ducha, y comencé a peinarme y maquillarme. Tenía como una hora en eso cuando me acordé de mi procedimiento de la noche anterior. Me acerqué al espejo y sonreí. Por si se preguntan, si, si puedo sonreír. Después de mis dudas, la verdad estoy muy feliz que hice esto.

Siento que el procedimiento ha cambiado mi vida para mejor. Siento que ahora tengo más confianza en mi misma. No estoy usando tanto maquillaje, y me estoy dejando el cabello más natural. Incluso he comenzado a usar mis retenedores de nuevo cuando duermo, ja! De verdad me siento bien feliz conmigo misma, todo gracias a unas inyectadoras.

No le dije a mucha gente que hice esto. De hecho puso una foto en Instagram y la quité porque quería saber que la gente que me conoce me diría que me veía diferente. Nadie me lo dijo, ni siquiera mi novio, ni mi mamá. Es porque me veo como yo, pero mejor.

El costo de la belleza

El Botox no cuesta tanto como se imaginan. En Manhattan, el costo de una unidad de Botox es $20 cada una. Yo me inyecté 6 unidades, para un total de $120. Sin embargo, fuera de Manhattan, el precio es alrededor de $16 por unidad. Por otro lado, Juvéderm es más caro. Una jeringa (1 cc) cuesta $700, y la mitad es $480. Dice el Dr. Sterry que “la compañía hace que comprar media jeringa no sea favorable.” Sin embargo, Juvéderm dura nueve meses, al contrario de los 3-4 meses de beneficio que da el Botox.

Gran total de mi tratamiento: $600

Como una freelancer independiente en Nueva York, este precio es un poco alto, sobretodo para un procedimiento de 20 minutos. Con ese dinero me podría comprar unos hermosos zapatos, irme de viaje, o pagar parte de mi renta. Sin embargo, se le puede poner un precio a lo bien que me siento ahorita? Esa decisión depende de cada persona. Para eso son los tratamientos cosméticos, para sentirte bien contigo misma.

Así que esta es la historia de como me puse Botox y Juvéderm por primera vez y me gustó encantó. Muchas gracias al Dr. Sterry por las fotos oficiales, y a sus lindas empleadas. Gracias también a Victoria y Christina (mi fotógrafa oficial del evento).

Si tienen alguna pregunta sobre mi experiencia personal o de los resultados, no dudes en dejarme un comentario. Si no tienes nada bueno que decir, mejor no digas nada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>